El viernes, día 22 de enero, a lo largo de la mañana y la tarde, hasta la misa de las siete y media, estará abierta la iglesia, con la exposición del Santísimo para quienes deseen acercarse y permanecer un tiempo de vela en adoración.

El Papa Francisco nos dice: “Al adorar, le damos al Señor la oportunidad de transformarnos con su amor, de iluminar nuestra oscuridad, de darnos fuerza en la debilidad y valentía en las pruebas”.

¡Os esperamos!

Pin It on Pinterest

Share This