Seleccionar página

Esta semana se inicia la Cuaresma. Es tiempo de combate espiritual, que libraremos acompañados por Jesús, utilizando las armas de la fe como Él nos enseñó: ayuno, oración y limosna y que si tenemos confianza en Dios, podremos rechazar todo tipo de trampas del demonio. Son temas que no están de moda en las redes sociales: es poco atractivo el ayuno voluntario, la limosna…sin pasarse y la oración…lo justito.

 

Jesús tenía hambre, llevaba 40 días en el desierto y el diablo le tentó. Podemos encontrar tres tentaciones que el diablo propone a Jesús, pero no hay atisbo de duda en Él.

En la primera tentación, la trampa de la necesidad material, algo que vemos en nuestras vidas día a día. Muchas veces nos dejamos dominar por la necesidad física (comidas, compras, posesiones).

En la segunda tentación, le ofrece poder territorial, algo que en nuestros días resulta muy atractivo como vemos en la política, el trabajo, los cargos (deseo de poder). Jesús rechaza arrodillarse ante el diablo porque solo adora a su Padre.

 

En la tercera tentación, el diablo quiere poner a prueba a Jesús para que haya un milagro religioso, algo espectacular… conoce a Jesús y el poder del Señor, pero no le ama. Parece que le dice: “Tú lo puedes, Tú lo vales”, como un anuncio de TV. Quiere que haga un abuso de su poder para que los ángeles le protejan o le salvan. Muchas veces intentamos tener a Dios a nuestro capricho, abusamos del “pedid y se os dará”.

En todas las tentaciones podemos ver que Jesús responde con frases de las escrituras, que es obediente a la voluntad de Dios. El diablo no encuentra manera de seducirlo y ante su rechazo se marcha.

 

Nosotros somos capaces de ver las tentaciones pero no en todos los casos ya que en nuestras vidas muchas veces no las percibimos y es nuestro mayor problema.

No tengamos miedo del combate contra las tentaciones. Sintamos que el Señor es generoso con todos los que le invocan y que la Virgen nos ayudará para que vivamos guiados por el Espíritu Santo este camino cuaresmal.

 

Caminantes.

Pin It on Pinterest

Share This